🚚📦ENVÍOS GRATIS A PARTIR DE 39€ DE PEDIDO ENTREGA 24/48H
 

hola @unavidacosmetics.com

🚚📦ENVÍOS GRATIS A PARTIR DE 39€ DE PEDIDO ENTREGA 24/48H
 

hola @unavidacosmetics.com

🚚📦ENVÍOS GRATIS A PARTIR DE 39€ ENTREGA 24/48H
 
Ejercicios de yoga facial y beneficios

Yoga facial y ejercicios para empezar

Hoy quiero hablarte del yoga facial y de algunos ejercicios con los que puedes empezar a practicar esta técnica de autocuidado tan genial. Realmente, lo descubrí casi por casualidad hace varios meses ya; mientras estaba aburrida y ojeando mi Instagram sin saber muy bien qué hacer. Entonces, me saltó una publicidad sobre Fumiko Takatsu y, no te miento, ¡me quedé ojiplática! Casi, casi tanto como ella en alguno de los ejercicios que enseña. Bromas aparte, en ese instante el yoga facial me acababa de conquistar.

Personalmente, considero que es una forma fantástica de dedicarte un tiempo extra a ti mismx y de completar tu rutina cosmética. Es algo que puedes hacer tu solx y sin necesidad de hacer ninguna inversión. Además, se puede practicar en cualquier sitio, no es necesario ser un experto, cualquiera puede ejercitarse en esta técnica y, también, a cualquier edad. Cada vez suena mejor, ¿verdad? Solo necesitas tu cara, un espejo y cinco minutillos. De hecho, yo ya lo practico casi a diario desde hace meses.

¿Quién es Fumiko Takatsu?

Fumiko es una mujer de origen japonés y la responsable del desarrollo del Facial Yoga Method. Pero no solo es una instructora de yoga que pensó por primera vez en las ventajas de aplicar el ejercicio y tono muscular a la cara. También es una persona que lleva más de una década ayudando a que la gente gane confianza y conecte consigo misma. Lo hace a través de su visión única de la confianza. Y es que ella no entiende la confianza únicamente como la forma en la que te ves por fuera, sino como una conexión entre tu interior y el reflejo que ves en el espejo. Por eso le parece fundamental explorar y conocer la anatomía de tu rostro para poder entrenarlos y dominar cómo gesticular sin fomentar la aparición de más arrugas o líneas de expresión.

De todas formas, no hace falta irse tan lejos para conseguir información sobre el #yogafacial. De hecho, aquí en España también tenemos a una especialista, Diana Bordón, que incluso tiene su propia escuela de yoga y es referente en todo el país.

¿Por qué practicar yoga facial?

Esta pregunta es muy facial de responder: ¡porque es una rutina de well aging genial!

¿Te ha pasado alguna vez que cuando te hablan de fortalecer y tonificar, tu mente se va directa a pensar en el gimnasio y en tu cuerpo? Es probable que, en estas ocasiones, se te olvide que el rostro, al igual que el cuerpo, también tiene muchos músculos que usas a diario. De hecho, tenemos 57 músculos en la cara. Sí, 57, tantos. Y los movemos todos los días innumerables veces.

Aunque sé que este argumento ya por si solo es muy esclarecedor, también quería destacar el hecho de que el yoga facial no solo aporta beneficios a tu piel y a tu cara. Te ayuda a conectar tu mente con tu cuerpo, con tu respiración y con tu piel. Además, es súper relajante y te puede ayudar a reducir la tensión facial producida por el estrés y nuestra actual forma de vida. Por si todo esto fuera poco, te ayuda a acercarte a un estilo de vida basado en el bienestar al dar más prioridad al autocuidado.

Empezar algo nuevo puede costarte mucho. Yo también he estado en tu lugar, pero ¡El resultado, sin duda, merece la pena!

Consejos para iniciarte en el yoga facial:

Te recomiendo hacer estos ejercicios de yoga facial por la noche, ya que son muy relajantes y te ayudarán a liberar la tensión acumulada del día. Pero si prefieres hacerlo por la mañana o incluso dos veces al día, no pasa absolutamente nada. Up to you!

De todas formas, independientemente del momento que elijas para practicarlo, empieza siempre realizando una buena limpieza facial y, a continuación, aplica tu rutina habitual. Es en este momento cuando puedes comenzar con el yoga. Y este es un punto importante, porque la piel debe estar muy hidratada para facilitar el masaje. A mayores, para que no te cueste hacer los ejercicios de yoga facial, ponte una cantidad generosa de tu producto facial favorito sobre la cara, el cuello y el escote. De esta manera, si la extiendes al hacer los masajes y ejercicios la experiencia te resultará más agradable todavía.

Ejercicios para empezar:

Como en todo ejercicio, debemos empezar calentando. Recuerda respirar en todo momento e intentar coordinar la respiración con cada movimiento.

  • Deja caer tu mandíbula como si estuvieras bostezando y haz una pequeña “o” con la boca. Repite varias veces.
  • Moviendo la cabeza lo menos posible, mira al techo y aguanta 10 segundos. Aunque esta es la parte más difícil, intenta estar concentrado en tu respiración en todo momento.

Para los ojos: pon tu mano en forma de C, rodea tu ojo de manera que tu dedo índice quede sobre tu ceja. y dibujando con tu pulgar una “C” hasta tu nariz. Presiona los dedos y abre los ojos tanto como puedas. Aguanta 5 segundos. Después, abre y cierra los ojos 5 veces y luego ciérralos y relaja unos segundos. Haz 3 series.

Para la frente: pon los dedos de cada mano en forma de V invertida y colócalos en tu frente. Estirando ligeramente hacia arriba y con la barbilla un poco elevada, inspirando profundamente varias veces.

Para el cuello: masajea con los puños justo debajo del mentón (la parte lateral de la papada) y ve subiendo hacia la oreja. Haz 10 repeticiones en cada lado. A continuación, coloca ambos puños bajo la zona de la barbilla y haz presión durante 10 segundos.

Para la boca: coloca el índice por encima del labio y pulgar por debajo del labio. Utilizando ambas manos, ve pellizcando y masajeando a toda la zona del código de barras. Realiza varias repeticiones.

¿Te has quedado boquiabiertx?

Sé que suena a mucho trabajo y tiempo, pero no te agobies, que una vez que le coges el tranquillo no es para tanto. Quizás, puedes empezar con 5 minutos y más adelante ir aumentando el tiempo según te vayas familiarizando con los ejercicios. Eso sí, es muy importante que no lo hagas con prisa. Para motivarte piensa que, además, también estas ejercitando tus brazos 😉.

Por último, te cuento un pequeño truco que tengo para motivarme a empezar con mi rutina de yoga diaria. Es algo muy sencillo, pero que me ayuda a ponerme en marcha: siempre acompaño este momento de una barrita de incienso japonés Aqua o Shiraume y buena música. ¡No sé a ti, pero a mí con este pack me da menos pereza ponerme a ello! Y si quieres, puedes probar con alguno de nuestros listados de Spotify.

¿Ya prácticas ejercicios de Yoga facial? Nos encantará saberlo. Te leemos en los comentarios.

¡Comparte este post!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

4 comentarios en “Yoga facial y ejercicios para empezar

  1. Muy interesante habrá que probarlo y ver las mejoras

    1. Nos encantará que nos cuentes los resultados. Si notas alguna mejoría o si te gusta la experiencia

      1. Ostras… Mil gracias por acercarme a esta técnica maravillosa. Me encanta

        1. ¡Muchas gracias a ti por leernos! Ya nos dirás si empiezas y qué te parecen los resultados 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *