ENVÍO GRATIS a partir de 30€ de pedido en península  ENTREGA 24/48H 
🚚📦ENVÍOS GRATIS A PARTIR DE 39€ DE PEDIDO ENTREGA 24/48H
ENVÍO GRATIS a partir de 30€ de pedido en península  ENTREGA 24/48H 
BEAUTY SNACKING

Beauty Snacking: nuevo trend de autocuidado

Sí, el Beauty Snacking son pequeños momentos de autocuidado. Es lo que nosotras, desde Unavida, te animamos a hacer con los ratitos que dediques al cuidado de la piel. Y ahora, lo han bautizado como no podía ser de otra forma, en inglés. Todo empezó durante la pandemia y esa necesidad de tener momentos de desconexión. Te puedo asegurar que en cualquier momento y época, te alegrarán el día. Solo tienes que saborearlos y hacer que sean uno de los ratitos más placenteros de cada día. Así todo será más fácil, te encontrarás mejor y tu mente y tu piel te lo agradecerán. ¡Por eso, te invito a que desconectes durante 10 minutos de tu trabajo diario y te apliques tu mascarilla favorita mientras lees este post!

¿Qué es el Beauty Snacking?

El Beauty Snacking no tiene nada que ver con comer snacks y chucherías con envoltorios bonitos y cuquis, sino con mezclar tu día con micro-rituales de belleza. Es disfrutar de esos minutos, esos momentos libres que tienes para aplicarte un cosmético, dos o tu rutina de belleza completa. Es complementar esos diez minutos para el café o té con un momento de relax acompañada de tus productos favoritos y así conseguir cambiar tu estado de ánimo. Realizar este ritual, se verá reflejado en tu piel y en tu bienestar. Te lo aseguro.

¿Cuándo practicar el Beauty Snacking?

Puedes hacerlo como viene siendo costumbre, al despertar o al llegar a casa por la tarde/noche. Pero también, puede servirte como vía de salida a la monotonía, para mejorar tu estado de ánimo o como momento de parón en un pico de estrés provocado por el trabajo o cualquier situación del día a día. Si teletrabajas puedes practicarlo entre reuniones, al terminar la jornada de trabajo, en el almuerzo, con la merienda…¡Siempre que te apetezca! Según algunos estudios y encuestas, para muchas personas, la peor hora del día son las 15h, así que puedes ponerte una alarma diaria y agendar este momento mágico como si de una reunión súper importante se tratase.

¿Qué tener en cuenta a la hora de elegir tu <<menú>>?

Hay dos caminos: el de la sensorialidad, las texturas, los aromas… y el de las fórmulas diseñadas para disminuir el estrés en tu piel. Así que imagínate lo que puede ser un cosmético pensado de ambas formas como es el Contorno de Ojos Oh la la. Te sorprenderá porque su aroma es súper agradable a flores blancas muy relajantes y además, está formulado para reducir las micro-inflamaciones de la piel debidas al estrés entre otras cosas. Se aplica sin complicaciones gracias a su dosificador y podemos utilizarlo como mascarilla. Doble disfrute. Te ayudará con las ojeras, líneas de expresión, aporta mega hidratación y la zona estará mucho más sana y por tanto, más bonita.

Por otro lado, como la limpieza excesiva ha convertido el cuidado de las manos en una prioridad, quizás un mini masaje con una crema de manos puede ser el <<aperitivo beauty>> definitivo. Te ayudará a conectar con tu cuerpo y también te servirá para aliviar las tensiones tras largas horas de trabajo. Con nuestra Crema de Manos y Pies Up&Down será una experiencia digna de un Spa. Ten una crema de manos siempre cerca del escritorio y así te acordarás de poner este ritual en marcha cada día.

Otras opciones podrían ser una bruma facial que nos refresca o refresca el ambiente, un aceite facial o corporal o un iluminador antes de una videollamada, hay un snack de belleza para todos los gustos…

¿Cómo practicar el Beauty Snacking?

Ligando la práctica de la aplicación al bienestar. Como siempre te decimos, escuchando a tu piel. Sintiendo los productos sobre la piel, disfrutando de su aroma y su textura mientras lo aplicamos, haciendo unas respiraciones conscientes. Ya sería excepcional si ponemos una barrita de incienso sin humo, desconectamos rápidamente del ruido y conectamos con su pirámide olfativa. Mientras, puedes reflexionar sobre cómo va o ha ido el día, observar cómo te sientes, cómo se siente tu piel y de esta forma, unes este momento de skincare con el mindfulness.

Tras estos momentos de atención plena, verás que eres más productivx, estás más concentradx y aumenta tu creatividad. O, al menos, una de las tres.

Aquí va un tip extra: puedes combinar todo lo anterior con herramientas faciales como los rodillos de jade, con la Gua Sha o cualquier otro dispositivo que tengas a mano para complementar tu rutina cuidado con un masaje.

¿Te animas a alejarte del estrés por un momento mientras ayudas a que tu piel se sienta y luzca mejor? Espero que sí, porque estarás promoviendo tu bienestar mental y una piel sana. El súper combo ganador.

¡Comparte este post!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Aquí estamos para ayudarte!