ENVÍO GRATIS a partir de 30€ de pedido en península  ENTREGA 24/48H 
 

hola @unavidacosmetics.com

🚚📦ENVÍOS GRATIS A PARTIR DE 39€ DE PEDIDO ENTREGA 24/48H
 

hola @unavidacosmetics.com

ENVÍO GRATIS a partir de 30€ de pedido en península  
ENTREGA 24/48H 
 
 
jabones naturales cuáles son los mejores

Jabones naturales: ¿cuáles son los mejores?

El limpiador adecuado puede convertir el momento de lavarse la cara en un auténtico placer. Esto, además, facilitará que te acostumbres a usarlo con la constancia necesaria para cuidar realmente tu piel. ¡Todo ventajas! De ahí la importancia de conocer bien qué son los jabones naturales, cuáles son los mejores y si son, o no, más apropiados.

Mi intención es que después de leer este post, sepas elegir bien el limpiador más adecuado para tu piel y tu rutina de skincare.

Jabones naturales, ¿realmente son mejores?

Los puedes encontrar de todos tipos, formas, colores, acabados y aspecto; ya sean realmente artesanales o sean industriales. Algunos de ellos incluso pueden incluso tener forma de cupcake, fruta o chocolate. ¡Qué por cierto! Cuando te encuentres algo así, desconfía de esa marca, aunque sea grande y/o muy conocida. La legislación no permite que estos productos tengan forma de alimentos y no lo están cumpliendo porque al ser más llamativos y “cuquis” venden más.

Entonces, ¿qué es mejor un jabón natural, uno más industrial o una mezcla es lo ideal? Lo primero que tienes que tener en cuenta es que no es lo mismo natural que artesanal.

Qué le hace ser natural a un jabón

Natural hace referencia al origen de las materias primas y al tipo de proceso que haya seguido para su elaboración. Para que sea natural o al menos de origen natural, los ingredientes deben proceder de elementos que existan en la naturaleza. No obstante, no solo depende del origen ya que tampoco puede sufrir reacciones que no se puedan dar de manera espontánea en la naturaleza.

Y esto es totalmente independiente de cómo se haga la fabricación, si se hace completamente en un reactor o más artesanalmente. Un jabón puede ser artesanal, pero incluir muchos ingredientes que no se hayan obtenido de una forma que les permita ser considerados como naturales o de origen natural. De todas formas, tienes que tener en cuenta que el hecho de que sea natural no lo hace bueno per se. Hay productos naturales que no son buenos, hay productos no naturales maravillosos y al revés. Si te interesa este tema, te aconsejo que leas este otro post sobre cosmética natural.

¿Los jabones artesanales son mejores?

Como ya te he dicho, que sea o no natural será independiente de si está elaborado artesanal o industrialmente. Que algo sea artesanal, significa que se usan pocos procesos llevados a cabo por máquinas a gran escala. Sin embargo, en cosmética esto es un poco más complicado de conseguir, porque cualquier cosmético comercializado en Europa debe ajustarse a la legislación.

Seguir la legislación europea significa que el lugar donde se haga este cosmético (incluidos los jabones o cualquier tipo de limpiador), debe seguir las normas de Buenas Prácticas de Fabricación (GMP) y asegurar que el proceso de creación siempre se hace igual, misma velocidad y fuerza de agitación, misma temperatura. Esto, sin usar ciertas máquinas y sin realizar ciertos controles es muy complicado de cumplir. Además, para el envasado de los productos (momento más sensible de contaminación) es obligatorio hacerlo en una sala blanca con aire filtrado, purificado y controlado.

Jabones naturales tradicionales, qué debes saber de ellos

El jabón de toda la vida, es una sal de un ácido graso obtenida por una reacción de saponificación con una base fuerte. Esta base puede ser de origen vegetal (lo más habitual hoy en día), pero también puede ser de origen animal. Esa base fuerte suele ser o bien sosa (para obtener jabones sólidos en pastilla) o bien potasa (para obtener jabones líquidos).

En cualquier caso, el resultado de esta reacción es un tensioactivo con propiedades detergentes.

Otra característica de los jabones tradicionales hechos por saponificación, es que tienen un pH muy alto. Y esto puede llegar a ser una fuente de problemas para tu piel. Un requisito básico para que la reacción de saponificación se de es que el pH debe subir, en ocasiones hasta incluso un valor de 11. El valor habitual de este tipo de productos ronda el pH de 9.

Después de usar este tipo de productos, la piel subirá su pH. Para que te hagas una idea, el pH habitual de la piel se encuentra entre 4.5 y 5.5. Este cambio en tu piel será pasajero y después de un tiempo variable que depende de distintos factores, volverá ella misma a su valor habitual.

Sin embargo, la conjunción de las propiedades de detergencia, combinadas con el pH tan elevado son una de las razones de la posible alteración de tu barrera cutánea, de posibles irritaciones y daño a largo plazo. Puedes notar ciertas sensaciones que no indican nada bueno, como sensación de tirantez o sequedad tras su uso. Pero el verdadero daño, la perpetuación de la micro inflamación y sus efectos nocivos son más difíciles de detectar nada más aplicar un producto.

Por eso, no te recomiendo que uses este tipo de productos, sobre todo para la limpieza diaria de la piel de tu rostro.

Limpiadores suaves pero eficaces, la clave para acertar siempre

Entonces, si no recomiendo los jabones naturales tradicionales, ¿cuáles son los mejores?, ¿qué otras opciones hay?

Sea cual sea tu tipo de piel y esté en el estado en el que esté ahora mismo, yo te recomiendo que uses productos de limpieza muy suaves. Sobre todo, si tu piel tiene tendencia a presentar ciertos problemas como Dermatitis Atópica o Seborreica, Acné o incluso Rosácea.

Existen bastantes estudios que demuestran que las pastillas sólidas limpiadoras hechas por otro método que no es la saponificación son generalmente más suaves que aquellos jabones naturales a base de jabón saponificado. Este tipo de productos suelen llamarse jabón sin jabón, pan dermatológico o syndet. Y se ha visto que son capaces de ayudar a mantener la integridad estructural de las capas superiores de tu piel y tu función barrera.

¿Y estos limpiadores que no son jabones pueden ser naturales?

Tengo que comentarte que la palabra syndet viene de detergente sintético, pero tranquilx, ¡que no salten las alarmas! Es verdad que en el pasado solo se fabricaban con ingredientes sintéticos, de la misma manera que la mayor parte de los cosméticos. Sin embargo, en los últimos años y con los grandes avances de la tecnología, ya es posible desarrollar este tipo de limpiadores sólidos “no jabones” con alto porcentaje de ingredientes de origen natural.

De hecho, nosotras en Unavida Cosmetics hemos conseguido desarrollar uno increíble con un 87% de ingredientes de origen natural. Se llama Supermoon y aquí te explico mucho más de él, si te interesa.

¿Por qué son mejores este tipo de productos de limpieza facial?

Antes de nada, tengo que aclarar que, como siempre, no todos estos productos van a ser mejores ni igual de buenos comparados entre sí. Dependerá de los tensioactivos elegidos y de lo “suaves” que sean, así como de su potencial de limpieza. Y no sólo de los tensioactivos, sino también del resto de la formulación y lo bien o mal estudiada y compensada que esté.

De todas formas, esto que vas a leer ahora aplica suponiendo que, como en el caso de Supermoon, estemos hablando de un producto con un tensioactivo muy suave y eficaz y que el resto de la fórmula está bien pensada basándose en la piel y su bienestar.

En ese caso, hay numerosos estudios que demuestran que estos productos interaccionan menos con las proteínas y lípidos propios de las capas superiores de tu epidermis. Y esto, aunque suene a que es peor, en realidad en el caso de la limpieza es algo bueno. Esto va a hacer que sean capaces de mantener mejor la hidratación y disminuir la pérdida transepidérmica de agua, mantienen la estructura de la piel en mejor estado e interacciona menos con ella. Esto hace que puede ayudar a minimizar la sequedad y la inflamación crónica que puede presentar tu piel.

Es por todo esto que te recomiendo encarecidamente que pruebes este tipo de productos. ¿Ya estás preparadx para empezar a cuidar tu piel de una manera más inteligente? Recuerda, debes elegir: limpiadores sólidos naturales a base de jabones sin jabón o panes dermatológicos. Ya verás cómo notas la diferencia en tu piel. ¡Ah! Y si al final lo pruebas, por favor cuéntame tu experiencia, me encantará saber tus sensaciones y feelings.

¡Comparte este post!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Aquí estamos para ayudarte!