ENVÍO GRATIS a partir de 30€ de pedido en península  ENTREGA 24/48H 
 

hola @unavidacosmetics.com

🚚📦ENVÍOS GRATIS A PARTIR DE 39€ DE PEDIDO ENTREGA 24/48H
 

hola @unavidacosmetics.com

ENVÍO GRATIS a partir de 30€ de pedido en península  
ENTREGA 24/48H 
 
 
mentiras y mitos en cosmética

Mentiras y mitos en cosmética. Todo sobre las malas prácticas para que nunca más te engañen

Por desgracia, las mentiras en la industria cosmética son muy habituales. Hay ciertas marcas que fomentan los mitos en cosmética y la desinformación porque sacan grandes beneficios de ellos. ¿Sabías que el reglamento cosmético indica que no se debe decir, salvo excepciones muy justificadas, que un cosmético está libre de ciertos ingredientes? ¿Y sabías que las marcas que alegan en sus cosméticos SIN PARABENOS, SIN SULFATOS, SIN, SIN, SIN, en realidad no están cumpliendo con lo que indica la legislación? Y si les da igual no cumplir eso sólo por poder vender más… ¿qué más no estarán haciendo bien? Te cuento lo que una marca cosmética honesta de verdad te mostrará en sus productos.

Situación actual

Hoy en día, una gran parte de la industria basa las marcas casi única y exclusivamente en el marketing y hacen y dicen lo que sea necesario para vender más. A veces, los consumidores pensamos que esto es algo exclusivo de las grandes marcas o grupos cosméticos y que los laboratorios indies serán mucho más honestos. Sin embargo, por desgracia, el marketing mal utilizado es la base (y el éxito) de muchas marcas indies que, de hecho, ya se están convirtiendo en grandes marcas por sus volúmenes de facturación.

Marcas que indican una larga lista de ingredientes que su producto no tiene. Marcas que no dan valor a qué lleva su cosmético. Que indican que sus productos no llevan tóxicos. Marcas que hacen claims más propios de casi medicamentos o productos sanitarios, que no cuadran con lo que realmente un cosmético puede llegar a conseguir. Marcas que usan términos como nutricosmética o cosmecéutica, que en realidad no existen, no se permiten o no están regulados. Marcas que usan muchas palabras que suenan bien, pero que no explican claramente qué quieren decir en realidad. ¿Te vienen a la cabeza marcas en las que ves estas cosas?

¿Por qué lo hacen?

Por desgracia, estamos rodeadxs de marcas poco éticas en las que los números de facturación están por encima de los derechos y de la piel de sus clientes. ¿Pero, por qué las marcas dicen todo esto si no está permitido y va en contra de los derechos del consumidor? Es simple, les ayuda a vender mucho más. La publicidad basada en el miedo, en el “si te pones este otro producto en tu piel puedes causar un daño a tu salud”, es mucho más poderosa que la verdad. Explicar qué cosas buenas te aportará mi producto y en qué se diferencia del cosmético de al lado, vende menos, sobre todo si realmente tu producto no se diferencia en nada. Por eso, es más fácil causar alarma social en temas no demostrados y hacer de eso tu diferencia.

Además, hay otro aspecto que no beneficia nada a terminar con este gran problema. Aunque no esté permitido decir nada de esto, las correspondientes autoridades encargadas de regular y controlar que no pasa, a día de hoy no están haciendo nada al respecto. Por desgracia, mientras las marcas sigan facturando millones de euros gracias a todas estas mentiras, no van a dejar de hacerlo sin más. Si las autoridades empezaran a multar por decir cosas no permitidas, entonces sería cuando el problema se acabaría realmente.

Un poco de normativa

El marco regulatorio europeo de cosmética en su reglamento 655/2013 de la comisión indica los criterios comunes que hay que seguir para las alegaciones o claims cosméticos. A mayores, en el 2017 se elaboró un documento técnico para que sirviera de guía en relación a qué se podía y qué no se podía decir en un cosmético. En él, entre otras cosas, se indica que no está permitido decir que un cosmético está libre de un ingrediente que está permitido y ha sido evaluado por los expertos, ni tampoco que es un producto sin algún ingrediente que está prohibido en el reglamento y que ningún producto cosmético lleva en realidad.

Igual piensas que esto último apenas pasa, pero te propongo que la próxima vez que vayas a comprar o buscar un cosmético mires a ver cuántos de ellos alegan que no llevan formaldehído en su composición. La realidad es que ningún cosmético legal lleva este ingrediente, ya que está incluido en el anexo de sustancias prohibidas para usar en los cosméticos. Si se añaden conservantes que puedan liberar formaldehído, es obligatorio indicar en la etiqueta: “contiene formaldehído”.

¿Y por qué se prohíbe poner todo esto?

Porque es un requisito básico que va a cumplir cualquier producto europeo. Muchas veces si leemos que no lo lleva, podemos llegar a pensar que cabe la posibilidad de que el resto de productos lo tengan en su composición de alguna manera. Esta es una forma de engañar al consumidor, porque hacen creer que ese producto es especial y distinto al resto por algo que tienen que cumplir todos.

Eso mismo es lo que pasa con las alegaciones de sin tóxicos o toxic free. Todos los cosméticos antes de ponerse en el mercado deben pasar una serie de controles y evaluaciones para demostrar que no son tóxicos. Todos los productos que están de manera legal en el mercado lo cumplen, sea cual sea su composición. Como consumidor tienes todo el derecho del mundo a querer evitar ciertas sustancias por el motivo que sea. Pero no se puede desprestigiar a la competencia diciendo que algo es inseguro cuando no se ha demostrado, más allá de pruebas muy sacadas de contexto e incompletas. Hay muchas maneras de informar al consumidor sobre lo que lleva y lo que no lleva un cosmético, sin necesidad de incumplir la ley.

¿Qué tendrían que hacer si realmente les importase tu salud?

Por otra parte, como marca de cosmética, si realmente piensan que algo no es bueno para la salud, deberían hacer investigación para demostrarlo. Cuando tengas suficientes pruebas científicas, hay caminos y procedimientos establecidos para proponer prohibir ingredientes en todos los cosméticos europeos. De esta manera, realmente estarán protegiendo la salud de ese consumidor que en teoría tanto les preocupa. Pero ninguna de estas marcas se lo plantean, ni lo hacen, incluso cuando muchas ya facturan millones de euros y pueden permitirse sobradamente esos estudios. ¿Por qué crees que será?

Se debería valorar un cosmético por lo que lleva en vez de por lo que no lleva. Ten en cuenta que, si solo te fijas en aquellas cosas que no lleva supuestamente un producto, al final, puedes estar comprando algo muy sencillo que realmente no tenga una gran eficacia más allá de la emoliencia temporal de la piel a muy corto plazo.

¿Por qué te contamos todo esto?

Desde Unavida, sabemos que son temas complejos. Pero también creemos que puede y debe darse toda la información que necesite o quiera un usuario sin necesidad de incumplir la ley. Al menos, nosotras, así lo vamos a intentar. Te informaremos de todo lo que quieras, pero no alarmando, ni incumpliendo la ley. Llevamos la honestidad por bandera y eso incluye cumplir toda la legislación, no solo la que nos convenga. No somos quien para decidir eso.

Estamos aquí para romper las normas de marketing de la industria. Nos diferenciamos del resto de marcas en que nuestros productos buscan mantener el buen funcionamiento de tu piel de una forma sencilla y holística. Nuestros productos están basados en el bienestar de la piel y su funcionamiento saludable. Y queremos que sepas y que compruebes que puedes confiar en Unavida. Tu piel antes que las ventas.

¡Comparte este post!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Aquí estamos para ayudarte!