ENVÍO GRATIS a partir de 30€ de pedido en península  ENTREGA 24/48H 
 

hola @unavidacosmetics.com

🚚📦ENVÍOS GRATIS A PARTIR DE 39€ DE PEDIDO ENTREGA 24/48H
 

hola @unavidacosmetics.com

ENVÍO GRATIS a partir de 30€ de pedido en península  
ENTREGA 24/48H 
 
 
microplásticos en cosméticos

Europa prohíbe los microplásticos en cosméticos: la purpurina en el punto de mira

Las palabras microplásticos en cosméticos y purpurina o brillantina están al alza en internet. Y es que se acaba de aprobar una nueva ley en Europa (Reglamento UE 2023/2055) para combatir la contaminación medioambiental producida por los microplásticos. Hay que aclarar que no solo afecta a los cosméticos, también incluye juguetes y adornos, entre otros, pero es precisamente la industria cosmética la que se ha viralizado.

Océanos contaminados, trocitos plásticos repartidos por todas partes, cadena trófica afectada… hace tiempo que era momento que actuar, pero como dice el refrán nunca es tarde si la dicha es buena. Así que, hoy te cuento sobre la contaminación sobre los microplásticos para animarte a seguir cuidando de nuestro planeta.

¿Qué son los microplásticos y cuáles puedes encontrar en un cosmético?

La definición legal de microplástico, para que le afecte esta regulación, considera que son micropartículas de tamaño inferior a 5 mm, sintéticas, sólidas, insolubles y no biodegradables, añadidas intencionalmente y compuestas de polímeros.

¿Y todo esto qué quiere decir? Que lo que estará prohibido es el uso de polímeros que cumplan TODO lo siguiente:

  • Que sean sintéticos. Los naturales como el almidón o la celulosa si están permitidos.
  • Que estén en estado sólido. Aunque sean sintéticos, si no son sólidas no entran dentro de la definición de microplásticos. Un ejemplo de esto podrían ser ciertas siliconas. Son ingredientes que se sintetizan a partir el sílice y pueden presentarse en forma de aceites o geles. Si se mantienen líquidas o cambian a líquido durante el proceso de fabricación de la crema (algo muy habitual) y se mantiene así en el producto final, estas siliconas NO estarían afectadas por este reglamento, al no considerarse como microplástico. Esto también puede pasar con ciertas ceras u otros ingredientes, como el polietileno, muy usado en barras de labios. Este se funde y se mezcla con más ingredientes para dar una barra sólida mayor de 5 mm, por lo que en ese caso concreto ese ingrediente no se consideraría microplástico, aunque igual en otro producto sí podría serlo.
  • Qué no sean biodegradables, independientemente de su origen, si son biodegradables no se considerarán como microplásticos.
  • Qué sean insolubles. Si se disuelven en agua no entran dentro de esta regulación.

Como puedes ver, es un tema bastante más complejo de lo que pueda parecer en un inicio y que hay que estudiar caso por caso.

Microplásticos en cosméticos

En los cosméticos los más fáciles de identificar son las partículas exfoliantes sintéticas y las purpurinas sintéticas. Sin embargo, en el caso de los exfoliantes, desde hace unos años ya prácticamente no se encontraban estos ingredientes en cosméticos de aclarado fabricados en Europa. Hace años, la propia industria de forma voluntaria adoptó las medidas necesarias para evitar estos microplásticos en productos de aclarado, tales como exfoliantes, geles, pastas de dientes, etc.

Sin embargo, no solo las partículas de brillantina o exfoliantes son los posibles microplásticos a encontrar en un producto cosmético. También pueden usarse para encapsular fragancias, matificar, enmascarar imperfecciones (efecto soft focus), para opacificar ciertos colores, para conseguir el efecto iluminador o glow de un maquillaje o incluso para conseguir ciertas texturas.

No obstante, debes tener claro que NO es posible detectar la presencia de microplásticos en cosméticos simplemente mirando su INCI. ¿Por qué esto es así? Porque legalmente la definición de microplástico obliga a que el ingrediente esté en estado sólido para ser considerado como tal. Y ese tipo de información no puede deducirse a partir de un listado de ingredientes. Así que no empieces una cruzada sobre ciertos ingredientes porque no necesariamente estaremos hablando de un microplástico.

¿Cómo puedo saber si un cosmético lleva microplásticos?

Pues básicamente no vas a poder saberlo a ciencia cierta. Si tienes un amplio conocimiento del tema, puedes llegar a saber si el producto lleva polímeros, pero ahora ya sabes que no todos los polímeros son microplásticos.

Igual estés pensando que si los han prohibido ya, todo lo que esté fabricado o comercializado en Europa (ojo con el e-commerce cross border o transfronterizo) no tendrá microplásticos. Pues bien, la respuesta es depende. ¿Cómo es eso posible? Porque esta legislación indica una serie de fechas a partir de las cuales no podrán estar en el mercado. Esto significa que aquello que ya estuviera en el mercado antes de la entrada en vigor de la norma podrá seguir comercializándose hasta cumplir ese plazo.  

¿Los microplásticos de los cosméticos son la principal fuente de contaminación del medio ambiente?

Aquí, la respuesta si es clara y contundente. Rotundamente no. En los últimos años se ha puesto a la industria cosmética en el foco de la contaminación por plástico por distintos tipos de productos. Es verdad que se usa y también es verdad que es relativamente fácil hoy en día evitar mucho del plástico o microplástico generados. Y por eso, hay que adaptarse y mejorar. Toda reducción es un avance.

Sin embargo, hay que tener claro que los productos cosméticos no son la mayor fuente de contaminación ambiental por microplásticos. Esto significa que hay que seguir trabajando en el resto de las industrias a las que no afecta este nuevo reglamento y que producen muuuchos millones de toneladas de microplásticos al año. Sí, has leído bien, millones de toneladas. ¿Y cuales son algunos de estos productos? Materiales de relleno, neumáticos o la agricultura son los principales contaminadores de microplástico.

Tenemos que actuar frente a este gran problema de contaminación. Y está bien empezar por lo más sencillo y fácil de reparar, toda mejora es algo bueno. Pero tenemos que tener claro que solo con esto no basta, que no podemos quedarnos con los brazos cruzados a partir de ahora porque hemos eliminado la purpurina, los exfoliantes y los adornos de navidad, que eso ya es mucho. Eso (los cosméticos) sólo representa el 0,5% de la contaminación de los mares por microplásticos y el 7% contando el medio ambiente en general, no solo los mares. Por eso, tenemos que seguir moviéndonos en esta dirección.

¡Comparte este post!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Aquí estamos para ayudarte!