ENVÍO GRATIS a partir de 30€ de pedido en península  ENTREGA 24/48H 
🚚📦ENVÍOS GRATIS A PARTIR DE 39€ DE PEDIDO ENTREGA 24/48H
ENVÍO GRATIS a partir de 30€ de pedido en península  ENTREGA 24/48H 
cuidados para una piel mixta

Piel mixta, ¿tienes claro lo que deberías saber?

Hay mucha información alrededor de la piel mixta. Y muchos mitos, aunque también bastantes verdades. ¿Sabías que, hoy en día, es el tipo de piel más habitual? Igual has oído que, además, es la más difícil de cuidar… Hoy te cuento qué hay de verdad en todo esto y qué debes tener en cuenta si tu piel es mixta.

Empiezo desvelándote que realmente es el tipo de piel que más le cuesta identificar a la mayoría de las personas y mucha gente nos pregunta cómo puede saber si su piel es así.

Características de una piel mixta

Las pieles mixtas presentan algunas características propias de una piel grasa, como los brillos o los poros más marcados y dilatados. Pero también, se encuentran rasgos típicos de pieles más secas.

En realidad, es un tipo de piel en el que se marcan mucho más las distintas zonas o áreas de la cara. En las partes que habitualmente se tiene más grasa (como la zona T, la barbilla y la parte del moflete más cercana a la nariz), una piel mixta tendrá brillos, exceso de sebo, textura “grasosa” y poros más dilatados. Sin embargo, el resto de tu cara puede presentar tirantez, un micro relieve más marcado y sequedad, o incluso puede ser parecida a una piel normal y equilibrada en ciertas zonas.  

Aunque por la mañana la ves bastante mate, en general, según pasan las horas empiezan a salir los temidos brillos. Y hablamos de brillo de grasa, no de luminosidad de la piel, que no es lo mismo.

Las cremas muy untuosas, densas o ricas, en general no le gustarán mucho a este tipo de pieles. La sensación que dejan estas cremas no suele ser la favorita de las zonas más grasas que presenta la piel mixta.

¿Es verdad que con el tiempo acabaré teniendo la piel seca o incluso muy seca?

No, esto es otro mito y uno que causa estragos en muchas pieles. Sí que es verdad que con el paso del tiempo nuestra piel va cambiando. Y en general el paso de los años harán que tu piel vaya tendiendo a ser cada vez más seca, sobre todo en mujeres a partir de cierta edad, por razones hormonales.

Sin embargo, esto no es así en todos los casos. A día de hoy, hay muchas personas por encima de los 50 y de los 60, que siguen teniendo la piel mixta. Es muy probable que no generen tanta grasa como cuando eran más jóvenes, pero no tiene por qué ser seca.

Esta creencia de que las pieles maduras son secas, hace que muchas personas a partir de cierta edad empiecen a cuidarse con productos muy untuosos y densos. El marketing nos ha vendido que, a partir de una edad, las cremas ligeras no nos harán efecto. También nos ha hecho creer que las cremas más ligeras tienen menos activos y son menos efectivas y más adecuadas para pieles más jóvenes. Pero esto no es así, o no tiene por qué serlo. Eso solo dependerá del tipo de producto y de la calidad del mismo. Y si te pones ese tipo de producto más untuoso pero tu piel es mixta, te puede causar un desequilibrio.  

¿Si uso cremas para piel grasa en una piel mixta, estropeo y deshidrato más mi piel?

No necesariamente, de nuevo, dependerá del tipo de cosmético que elijas.

La mayoría de las cremas para piel grasa son emulsiones más ligeras con menos componentes grasos y que aportan menos “nutrición”, es decir, distintos tipos de lípidos, a la piel.

Si son buenos productos y específicos para pieles grasas, lo más normal es que lleven algún tipo de activo que ayude a regular la cantidad de sebo generado por la piel. Ayuda a regularlo, no lo bloquea. Y dependiendo del tipo de crema y de la filosofía del laboratorio que haya detrás, puede (y debería) incluir ingredientes para hacer que la piel se encuentre bien, cómoda y consiga mantener su equilibrio. De esta forma, podrá recuperar sus funciones correctamente por ella misma. Si quieres, aquí puedes echar un vistazo a nuestros productos, que pueden ser usados sin problemas por una piel mixta.

En este último caso, no será malo usar un producto para piel grasa en una piel mixta o en las zonas más secas de la piel mixta, porque estará ayudando de igual manera a normalizar o equilibrar la piel en su conjunto.

Sin embargo, si usas un producto que no fue diseñado con esta estrategia en mente, sino que solo pretende obtener un efecto más inmediato y pasajero; ahí si puede ser que desequilibre más aún tu piel si es mixta. Si usas este tipo de productos, puede llegar a ser hasta recomendable usar varias cremas diferentes para distintas zonas del rostro.

Realmente no te lo recomiendo, y no solo por el gasto extra y la complicación en la rutina. Si no porque la crema ideal es aquella que cuida y hace por el bienestar, el equilibrio y la salud de tu piel a largo plazo, no solo por resultados pasajeros que no acaben de ayudar a alcanzar un equilibrio.   

Ahora es tu turno, ¿tú tienes la piel mixta? ¿Qué haces tú para cuidarla? ¿Te han gustado los consejos que te he dado? Nos encantará saber más sobre ti y tú piel 😊. ¡Cuéntanos, soy toda ojos!

¡Comparte este post!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Aquí estamos para ayudarte!