ENVÍO GRATIS a partir de 30€ de pedido en península  ENTREGA 24/48H 
🚚📦ENVÍOS GRATIS A PARTIR DE 39€ DE PEDIDO ENTREGA 24/48H
ENVÍO GRATIS a partir de 30€ de pedido en península  ENTREGA 24/48H 
Técnicas de gestión de las emociones

Técnicas de gestión de las emociones

Las técnicas de gestión de las emociones te ayudan a desarrollar habilidades para relativizar los problemas del día a día y canalizar el estrés. Esto puede parecerte muy difícil y es que lo es. Básicamente, porque no tenemos apenas formación sobre qué son las emociones, cuáles son y cómo controlarlas.

Me gustaría decirte que las emociones y sentimientos que las personas experimentamos son reacciones naturales e incluso esperables. En ocasiones pueden ser respuestas que, aunque incómodas, son derivadas de la situación de crisis. Por lo tanto, no debes interpretarlo como una señal de debilidad o de “estar perdiendo la cabeza”. Lo que tienes que hacer es trabajar en tu educación emocional y el primer paso de todos es poner nombre a las emociones.

Antes de continuar, me gustaría decirte que expresar las emociones es súper saludable. Ayuda a reducir el estrés, ya que nos sentimos liberados y sacamos todas las “emociones negativas” de nuestro cuerpo, lo que mejora nuestro bienestar y nos hace sentir mejor. Lo que vamos a aprender es cómo expresarlas de la mejor forma posible.

¿Qué técnicas de gestión de las emociones existen?

Pues hay muchísimas estrategias de autorregulación, pero lo importante es determinar cuál o cuáles son las que te pueden servir a ti. No a todxs nos funciona lo mismo. Debes crear tu set de herramientas propio.

Nosotras ya te venimos recomendado una desde hace tiempo y es el Mindfulness, pero no todo el mundo aprende a meditar. No tiene por qué funcionarte y, además, no tiene por qué ser la única técnica que utilices. Como sabiamente dice el refrán, en la variedad está el gusto.

Ahora, te voy a contar algunas opciones más. Lo ideal sería que probases TO-DAS estas técnicas de gestión de las emociones o incluso alguna más y luego valorases cuáles te funcionan mejor.

Sitúa tu mirada en el futuro inmediato

Piensa en mañana, en el fin de semana o en la semana que viene. No te dejes llevar por el momento presente si está siendo estresante y caótico. Piensa en lo que deseas hacer en ese futuro inmediato. Objetivos fáciles, que te gusten, enriquecedores, conseguirás salir del bucle y hallarás motivación en el presente para seguir adelante.

Escápate. Busca una salida

Puedes colorear, pintar mandalas o escribir. También está la opción de cocinar, salir a correr o escaparte a la naturaleza a dar un paseo consciente. Abrazarte en soledad o abrazar a tu mascota o ser querido es súper recomendable. Puedes desahogarte con tus amigxs. Puedes leer libros, escuchar música o restaurar muebles. Busca tu refugio y exprésate libremente en tu tiempo libre.

Dirige tu atención a otro sitio

Si tienes pensamientos dañinos y/o que alimentan tus miedos (mi compi lleva más facturación que yo. Hay malas noticias por todos los sitios. Mis padres son muy mayores…), debes aprender a mirar hacia otro lado e intentar llevar la atención a tu interior. Busca de manera intencionada crear pensamientos positivos y constructivos. De esta forma, conseguirás cortar la tensión y empezarás a prestarte atención, escucharte y auto cuidarte. Esto lo puedes conseguir a través del Mindfulness (sí, soy súúúper insistente con este tema, lo sé).

Las preocupaciones quedan relegadas a un único momento del día

Con el tiempo, vamos teniendo más y más preocupaciones. Estas vienen y van cuando quieren y consiguen apagarte. No lo consientas. Cuando una aparezca, dale al botón de posponer, como en el despertador 😉. Déjalo para más tarde. Cuando estés relajado y con ganas de solucionarlo, ponte manos a la obra. Ah! Con boli y papel,  a veces, es más fácil.

Situaciones que puedes evitar y situaciones que afrontar

Estoy de acuerdo en que es imposible controlar lo que nos va a pasar cada día. Pero hay situaciones que puedes evitar poniendo de tu parte y ganando bienestar. Aquí te pongo algunos ejemplos:

  • Levantarte de la cama con el tiempo justo va a hacer que vayas con prisa y puedas estar de mal humor con tu familia o en el trabajo. Intenta despertarte antes para ir con calma y un rico desayuno en el estómago.
  • Si las reuniones familiares o con ese grupo de amigxs te generan ansiedad y/o tensión, propón otras opciones alternativas o evita estas situaciones.

Por otro lado, hay situaciones o cosas a las que es necesario hacer frente. Encarar tus miedos es necesario para superarlos.

¿Qué es lo peor que puede ocurrir?

Si has entrado en bucle o en una espiral de pensamientos negativos o boicoteantes, pregúntate qué puede ocurrir si esa situación sucede y dale una solución. Aquí algunos ejemplos:

  • Si me despiden puede ser el empujón para iniciar mi proyecto.
  • Parece que la relación con mi pareja no funciona, tendré que asumirlo, pasar el duelo y avanzar.
  • Quizás no pueda pagar la hipoteca o ese préstamo. Entonces, tendré que vender alguna cosa, apretarme el cinturón o pedir ayuda a mi familia.

La meditación como solución

Ya te contaba en otro post los beneficios de la meditación para tu salud y en el procesamiento de las emociones. Debes tener en cuenta, que para que esta técnica funcione, debes ser constante y armarte de paciencia. No verás resultados el primer día y puede que ni la primera semana.

Para terminar, me gustaría decirte que tú mismx puedes encontrar tus propias técnicas de gestión de las emociones. Y recuerda que estas técnicas pueden ser algo que nadie más utilice para eso, pero si a ti te funciona es lo que debes usar. No tienes porqué encajar en un patrón establecido, cada uno somos un mundo. Lo importante es que te funcione a ti. Que te permita ser tú mismx y te aporte paz y valentía para afrontar lo que tenga que venir.

¡Comparte este post!

4 comentarios en “Técnicas de gestión de las emociones

  1. Que cosas tan útiles para la vida misma. Aveces vivimos situaciones difíciles pero lo importante es buscar soluciones y gestionarlo de la mejor manera posible.
    La vida es como un bumerán todo lo que das la vida te lo devuelve

    1. ¡Muchísimas gracias, Paula!Qué alegría que te parezca útil el contenido que creamos. Como bien dices, los momentos complicados van a aparecer sí o sí, pero lo importante es cómo los gestionamos. Un abrazo

  2. Estoy muy interesada en la gestión de las emociones.

    1. ¡Muchas gracias, Olga!Seguiremos ampliando información sobre las emociones y su gestión con algunos posts más en el blog.
      A nosotras también nos encanta este tema. Para cualquier duda, aquí estamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Aquí estamos para ayudarte!