ENVÍO GRATIS a partir de 30€ de pedido en península  ENTREGA 24/48H 
🚚📦ENVÍOS GRATIS A PARTIR DE 39€ DE PEDIDO ENTREGA 24/48H
ENVÍO GRATIS a partir de 30€ de pedido en península  ENTREGA 24/48H 
consciencia plena de tu piel

Conciencia plena de tu piel y tus tratamientos de cosmética

¿Ya habías escuchado antes esto de la conciencia plena de tu piel? Bueno, supongo que si nos sigues a menudo seguro que ya te imaginas de qué te estoy hablando. Pero, igual, si eres nuevx por aquí, todo esto te esté sonando a chino.

Además, es que no estoy hablando solo de conciencia plena, sino de aplicarla concretamente al cuidado de tu piel. ¡Esto si es una novedad! Y es que en Unavida nos encanta tomar conceptos interesantes de otras áreas y ámbitos y encontrarles una aplicación en el cuidado de tu piel y en la búsqueda de su bienestar.

¿Qué es la conciencia plena?

Hoy en día pasamos mucho más tiempo en la tecnología, hablando de nosotros y nuestras necesidades y en nuestros propios pensamientos. A veces parece que se nos olvida eso de sentir, vivir y disfrutar del momento presente. Pero por desgracia, esta manía de aferrarnos al pasado, al futuro o al móvil, lo único que provoca es aumentar nuestro estrés y tensiones. Esto hace que incremente nuestro malestar, nerviosismo o incluso ansiedad a nivel psicológico. Y al final todo esto puede acabar afectándonos físicamente en todo nuestro organismo

Es en este punto en el que la conciencia plena juega un papel fundamental. Y no solo la conciencia plena a nivel de tu piel, sino la atención en general. ¿Pero a qué me refiero cuando hablo de conciencia o atención plena?

La conciencia plena es una técnica que consiste en centrarse en el momento que estás viviendo, siendo consciente y percatándote de todas las sensaciones que te rodean e interactúan con tu cuerpo y con tu mente. Esta vivencia del momento actual implica que seas un espectador y un actor de lo que sucede a tu alrededor. Implica que no te pares en ese momento a sobrepensar ni juzgar lo que está pasando. Y una de las herramientas que te ayudan a desarrollar tu potencia en la aplicación de la conciencia plena es el mindfulness, a través de la meditación.

La práctica a largo medio/largo plazo de esta técnica puede ayudarte mucho en la gestión adecuada de las emociones y en la reducción del estrés. Y es en este punto donde en Unavida hemos visto un punto de unión muy importante entre el bienestar de tu mente y el de tu piel.

No sé si tienes claro qué pasa en tu cuerpo cuando sobrepiensas las cosas. Cuando esto pasa, el cerebro se prepara y también prepara a nuestro cuerpo ante posibles amenazas, la mayoría de las cuales son, en realidad, inexistentes. Esto hace que el estrés se cronifique y que aparezca, por todo tu cuerpo, una inflamación continuada de baja intensidad. ¿Y qué causa esta microinflamación? Pues a la larga causa daños en muchas células, tejido y órganos de tu cuerpo. Está en constante “lucha” o emergencia y no se encarga tan eficientemente de sus tareas diarias, dejándolas de lado. Todo esto hace que muchas estructuras empiecen a dañarse, a debilitarse y a envejecer de manera prematura.  

¿Cómo se aplica la conciencia plena al cuidado de tu piel?

La conciencia plena de tu piel está muy relacionada con la nueva tendencia de la cosmética slow beauty. Esta nueva corriente defiende el cuidado de la piel sin prisas, siempre manteniendo la armonía de tu propio cuerpo con el paso del tiempo. Esta manera de ver la cosmética y el cuidado personal, no solo implica cuidar de tu piel desde fuera con la ayuda de cremas de tratamiento, sino que también incluye la adopción de hábitos más saludables en todos los aspectos de tu vida y del cuidado de tu mente. En definitiva, se basa en el bienestar global y en los beneficios conjuntos que se pueden conseguir. 

Ahora que ya tienes el foco puesto en el bienestar y tienes claro que es una tarea múltiple que no solo afecta a tu piel y que debes mantener de forma continuada, te voy a dar unos tips para conseguirlo.

Básicamente para conseguir aplicar la conciencia plena de tu piel debes tener en cuanta 3 cosas principales:

  • Convertir tu momento de rutina de cuidado en un ritual. De esta manera será más probable que lo continúes en el tiempo. Si, además, es un ritual agradable y que va más allá de darte un masajito mucho mejor. Sumarás punto en tu autocuidado diario necesario, en tu ratito de meditación y en el bienestar de tu piel. ¿Puede ser mejor?
  • Usar productos adecuados. Y no solo me refiero que si tienes la piel seca, mixta o grasa o si tienes distintas necesidades principales cojas productos específicos para ello. Para conseguir un bienestar global debes buscar productos que ayuden a tu piel a funcionar mejor por ella misma. Que la ayuden a mantenerse en buen estado y funcional. Aquí voy a meter una pequeña cuña publicitaria y contarte que TODOS los productos de tratamiento de Unavida están diseñados con esta finalidad.
  • Prestar mucha atención durante la aplicación de los productos. ¿Qué sientes?, ¿es agradable?, ¿al final notas tu piel bien y confortable o hay algo que no acaba de convencerte?, ¿qué es exactamente lo que notas? Todo esto te irá dando pistas con el tiempo del tipo de piel real que tienes, de sus necesidades y su comportamiento frente a distintos tipos de productos. Además, te servirá como una micro-meditación.

Práctica de mindfulness para lograr aplicar la conciencia plena al cuidado de tu piel

Vivimos en una sociedad en la que todo se hace deprisa y corriendo: ¡Rápido que pierdes el metro o el autobús! ¡Puff, que desgracia, pillaste atasco! ¡No sé si podré llamarte 5 minutos… estoy muy liadx! Y eso de quedar ya casi que mejor para el mes que viene… ¿te suenan estas situaciones?

Antes, el tiempo que tardabas en lavarte la cara o en aplicarte un contorno de ojos no era nada. Sin embargo, en la era de la inmediatez es toda una vida. Así que de los 10 minutos necesarios para ponerse una mascarilla de vez en cuando ya ni hablamos, ¿no?

Por eso, ayudar al cuerpo y a la mente a relajarse y complementar a la piel con productos que la activen y ayuden a mantenerse en buen estado y estable en un equilibrio funcional es más importante que nunca. Pero hay que conseguirlo “engañando” a tu cerebro. No puede parecer que estás perdiendo el tiempo. Por eso, hay que conseguir una experiencia que sea agradable, rutinaria y casi hasta ritual, para ayudar a tu mente a aceptarla y no concebirla como una pérdida de tiempo innecesaria.

Sé lo que estás pensando… ¿y cómo hago eso?, ¿por dónde empiezo? No te preocupes que para eso nació Unavida Cosmetics. Y por eso, hoy te traigo esta propuesta, para que puedas convertir tu rutina de cuidado en un auténtico ritual de bienestar de manera fácil y entretenida.

Consideraciones previas a implementar una rutina de cosmética consciente

Lo primero que tienes que tener en cuenta es cómo es tu rutina actual. Por desgracia, es inviable que pases de usar 0 productos a una rutina coreana de tropecientos pasos en pocos días. Ten en cuenta que:

  • Si ya tienes una rutina muy amplia, ¡eso está genial! Continúa con ella adaptando los consejos de abajo 😊.
  • Si usas una rutina minimalista, tienes que mirar bien los productos que incluya. Si están adaptados para eso y cubren las necesidades que tiene tu piel en estos momentos, ¡también es fantástico! En ese caso adaptar mi propuesta te resultará muy fácil, ya que está pensada para la rutina minimalista que ofrecemos en Unavida Cosmetics y que hemos juntado en nuestro pack Fondo de Armario.
  • Si no usas casi productos… bueno… ahí si tienes alguna cosilla que mejorar. Empieza solamente con un limpiador y una crema facial multifunción TODOS LOS DÍAS. Cuando te hayas acostumbrado y ya no te cueste hacerlo, es el momento de añadir un contorno de ojos. Y luego… ya se irá viendo. De momento acostúmbrate a esto.

Lo más importante y que en lo que en cualquier caso tendrás que trabajar… es la actitud con la que te aplicas tu rutina y todo lo que la rodea.

Propuesta de rutina o ritual de belleza consciente

Antes de comenzar la rutina cierra los ojos y haz un par de respiraciones lentas y profundas concentrándote en las sensaciones que te causa el aire fluyendo por tu nariz, el pecho moviéndose y cualquier otra cosa que percibas. La finalidad es olvidarte de lo que te rodea y concentrarte en ti mismx, en tu cuerpo y en tu piel.

Y recuerda que si en cualquier momento tu mente se pone a pensar que tenías que hacer luego o si al final hiciste eso que ayer habías dicho que harías, no te preocupes. Cuando te des cuenta, simplemente abandona esos pensamientos y vuelve a centrarte en el presente y en lo que te rodea.

Y ahora sí, empezamos con el ritual:

  1. Si quieres puedes ayudarte a concentrarte poniendo una playlist con música que te ayude a relajarte, con algo de incienso u otro tipo de fragancias para el hogar o cualquier otra cosa que pienses que te va a venir bien a tu cerebro. Al final recuerda que tu mente deberá percibir este ritual como algo beneficioso y agradable, deberá acostumbrarse a él y tratarlo como un todo.
  2. Ahora mójate bien la cara. Si has elegido nuestro limpiador facial sólido Supermoon, coge la pastilla, mójala y frota tus manos sobre ella. Luego comienza a extender la espuma por tu rostro con los ojos bien cerrados para que no te entre restos de jabón y suciedad. Date un pequeño masaje concentrándote en todo lo que experimentas: el olor, la textura, cómo notas la espuma por tu piel…
  3. Aclara con agua hasta retirar todo el producto y seca delicadamente tu piel. Mientras haces esto intenta no desviar el foco de atención de ti.
  4. Como próximo paso, coge el contorno de ojos Oh la la. Ponte unas pequeñas gotitas de producto alrededor del contorno y empieza a extenderlas con mucha suavidad. Cuando el producto esté prácticamente absorbido termina con un ligero tecleo sobre tu piel.
  5. A continuación, le toca el turno a la crema facial well aging Creamy Cream. De nuevo pon unas gotitas de la crema por la cara, cuello y escote. Con las yemas de los dedos empieza a esparcirlo desde el centro del rostro hacia el exterior con movimientos circulares. ¿Puedes notar algo?
  6. Ahora recorre con tu mente la piel de tu cara, cuello y escote y nota las nuevas sensaciones que encuentras tras haber acabado con tu rutina de cuidado.

Y así, ya estás listx para continuar tu día después de haberte dedicado un ratito a ti y a tu bienestar global. ¿Qué te ha parecido, te apetece ponerlo en práctica? Y si lo intentas, por favor cuéntame cómo ha ido la experiencia y si ya has encontrado el ritual específico para ti.

¡Comparte este post!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Aquí estamos para ayudarte!