ENVÍO GRATIS a partir de 30€ de pedido en península  ENTREGA 24/48H 
🚚📦ENVÍOS GRATIS A PARTIR DE 39€ DE PEDIDO ENTREGA 24/48H
ENVÍO GRATIS a partir de 30€ de pedido en península  ENTREGA 24/48H 
PIES SECOS VERANO

Ponle fin a los pies secos y agrietados en verano

Ponle fin a los pies secos y agrietados en verano después de leer este post. En verano, se acentúa esta situación tan desagradable y yo quiero ayudarte a lucir unos pies suaves y saludables para disfrutar al máximo de esta temporada. Por eso te voy a contar los mejores tips para cuidarlos y prepararlos de la mejor manera posible.

Para empezar, debes conocer la zona. Es importante destacar que la piel de tus pies es más gruesa que la de otras partes y es que ellos tienen que soportar el peso de tu cuerpo cada día. Aun así, no se les da los mimos, ni la importancia y cuidados que se merecen. No pongas esa cara, es la verdad y ¡es hora de cambiar eso!

¿Por qué se tienen los pies más secos en verano?

Como te decía antes, la piel de los pies es un poco diferente a la de otras zonas de tu cuerpo.  Tiene tendencia a la deshidratación por la falta de sustancias grasas y, además, es más gruesa por el peso que debe soportar. La falta de hidratación se puede presentar en tus pies de varias formas. Desde lo más leve, con una descamación, con picor o con la aparición de rugosidades e incluso con grietas cuando esta es más importante.

Cuando llega el verano solemos llevar los pies más tiempo al aire, sin zapatos o con sandalias, de manera que la sequedad ambiental y la exposición a la radiación solar están al acecho y favorecen aún más la deshidratación. Todo esto, desencadena en unos pies secos y agrietados en verano.

Por otro lado, la suela, la sujeción y la amortiguación del calzado que utilices son muy importantes, pues determinan la presión que tus pies van a soportar. Las sandalias con el talón descubierto, favorecen sequedad de esa zona por el roce. Además, el cloro, la radiación solar, la arena y el salitre de la playa, las piedras, el roce con los bordes de la piscina y con el calzado, el calor excesivo…, son factores que favorecen la sequedad y deshidratación de tus pies.

Cuidados necesarios para evitar los pies secos en verano

Los pies son una parte muy importante de nuestro cuerpo, a la que solemos dedicar pocos cuidados hasta que llega el verano y queremos destaparlos. Pero como ocurre con el resto de tu piel, necesitan unos cuidados diarios para lucir sanos y bonitos. Aquí vienen los tips:

HIGIENE

La higiene y el cuidado de los pies durante todo el año, es esencial para evitar problemas como las uñas encarnadas o el contagio de hongos. Evita andar descalzx en sitios públicos como piscinas, y corta las uñas de forma correcta. Así evitarás uñeros.

No es recomendable utilizar agua muy caliente ni estar demasiado tiempo en el agua para evitar un exceso de eliminación de los lípidos naturales de la piel. Si te vas a hacer una pedicura, con 3 minutos en agua templada, es suficiente.

EXFOLIACIÓN SUAVE

Una vez a la semana te recomiendo utilizar un exfoliante corporal o específico para pies, una lima o una piedra pómez para lograr una piel suave. Así, lograrás eliminar las células muertas y las asperezas. Después, puntualmente, puedes aplicarte una mascarilla como Oh my mask! y así darle un chute extra de mimos, hidratación y cuidados. Aplica una gruesa capa, deja actuar 10 minutos y retira con agua tibia. Verás que parecen otros. Después, seca muy bien, pero con cariño.

HIDRATACIÓN INTENSA

Aplica regularmente una Crema de Pies como puedes ser nuestra Crema de Manos y Pies Up& Down, prestando especial atención a los talones y las áreas más secas. Mejor si es a diario, siempre después de la ducha e idealmente por la noche, antes de irte a dormir. Al igual que en el resto de tu piel, tener un ritual de cuidado de los pies es imprescindible para mantener la piel confortable y sana.

CALZADO ADECUADO

En verano, lo ideal es utilizar zapatos abiertos que sean de calidad, con materiales transpirables que eviten una sudoración excesiva. Para un buen estado de los pies es muy importante usar un calzado adecuado, amplio, sin costuras que causen rozaduras y sin ser demasiado planos, ni tener demasiado tacón. Los zapatos que rozan o que alteran el reparto de la presión en las diferentes zonas de tus pies van a causar durezas, callosidades o incluso grietas.

AUTOMASAJES

Dedica unos minutos al día para masajear suavemente la planta, el empeine y los dedos de los pies. Esto ayudará a aliviar la tensión, mejorará la circulación y es un gran ratito de autocuidado y desconexión.

ALIMENTACIÓN

Es muy importante también cuidar la alimentación, beber suficiente líquido, agua principalmente (entre 1,5 y 2 litros), incluir productos saludables como fruta y raciones de verduras que aportan nutrientes importantes para la piel. Por otro lado, no abusar de los precocinados, ni de los azúcares y las grasas.

PROTECCIÓN SOLAR

Es una de las zonas más olvidadas junto con las orejas y debes proteger también del sol tus pies. No sólo por la sequedad que la radiación ultravioleta puede causar, si no porque es una zona que después de estar cubierta todo el invierno puede quemarse con facilidad. Sobre todo, los empeines son los más delicados.

EVITAR HÁBITOS TÓXICOS

El alcohol y el tabaco resultan también perjudiciales para la piel de tus pies pues favorecen la aparición de problemas de tipo circulatorio, además de otros muchos efectos nocivos para tu salud.

Si tienes los pies secos y agrietados en verano, no dudes en seguir estos consejos y verás como en unos pocos días ¡no reconocerás tus propios pies! Ahora, ya sabes cómo cuidar adecuadamente los pies, y no sólo de cara al verano, sino durante todo el año. Así que, ponte manos a la obra ¡tus pies te lo agradecerán!

¡Comparte este post!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Aquí estamos para ayudarte!