ENVÍO GRATIS a partir de 30€ de pedido en península  ENTREGA 24/48H 
🚚📦ENVÍOS GRATIS A PARTIR DE 39€ DE PEDIDO ENTREGA 24/48H
ENVÍO GRATIS a partir de 30€ de pedido en península  ENTREGA 24/48H 
por qué mi piel se renueva cada 28 días

¿Por qué mi piel se renueva cada 28 días?

Casi seguro que en algún momento has oído que tu piel se renueva cada 28 días. Aunque quizás, el por qué o el para qué, no lo tengas tan claro. Pues bien, hoy quiero explicarte este tema para que entiendas la importancia que tiene. Y para que sepas valorar la información, cuando los laboratorios hacemos “publicidad” de productos para estos casos.

Antes de nada, voy a hacerte un mini spoiler… Estoy casi segura de que también has escuchado antes que, con la edad, la velocidad de esta renovación disminuye y las células se desprenden más lentamente. Y que, con ayudar en este desprendimiento, asunto arreglado. Pues te adelanto que esto no es del todo cierto, que es un tema más complejo en realidad y que tienes que tener más cosas en cuenta para conseguir el resultado que quieres. Por desgracia, no vale tan solo con un exfoliante.

¿Qué es la renovación celular de la piel?

Aquí tienes que tener en cuenta que no es lo mismo regeneración que renovación. Aunque tienen cierta relación, estamos hablando de procesos diferentes.

La renovación celular de la propia piel es un proceso habitual que se da constantemente, independientemente de que haya un daño o no. Entonces, ¿en qué consiste y, sobre todo, por qué es importante si la piel se renueva o no cada 28 días?

Por cierto, esta renovación celular en la piel también se llama “turnover epidérmico” y se produce en la epidermis. No sé si recuerdas, que la piel se separa en distintas capas: hipodermis, dermis y epidermis. Esta última acaba con el estrato córneo, la parte más superficial de la piel y que está formadas por escamas de células muertas o corneocitos. Pues esta renovación constante se produce a nivel de la epidermis y estrato córneo.

Por lo tanto, el turnover epidérmico es tooodo el proceso que sucede desde que se genera un nuevo queratinocito en la parte más profunda de la epidermis, todo su ascenso y diferenciación (cambios en sus funciones y en la propia forma de la célula), hasta que se desprende en forma de escama desde el estrato córneo. Todo este proceso es importantísimo y fundamental para el buen funcionamiento de tu piel y para el mantenimiento de tu función barrera.

¿Y por qué mi piel se renueva cada 28 días y no más?

Bueno… tradicionalmente esta es la cantidad de días que se dice que tarda. Sin embargo, es un proceso que varía bastante. No solo entre unas personas y otras, sino también dentro de una misma persona, a lo largo del tiempo, dependiendo del estado de tu piel y de la zona anatómica.

Las últimas investigaciones han visto que una piel totalmente sana y funcional tardaría más bien unos 20 días en llevar a cabo todo este proceso. Aunque claro… que levante la mano el que tenga una piel tan estupendísima…

En definitiva, este tiempo puede ser muy oscilante, pero vendrá determinado por el número total de células que hay en la epidermis y el número de nuevas células que se van formando.

¿Es verdad que con exfoliación mi piel ya se renueva correctamente cada 28 días?

Dentro de este proceso de renovación celular de tu epidermis, hay varias etapas:

  • Formación de nuevas células, se produce en la parte más profunda de la capa más superficial, la epidermis.
  • Diferenciación o maduración de estas células. A medida que van subiendo por toda la epidermis estas células se van adaptando y van cambiando su estructura y su función. En esta etapa de diferenciación es esencial que estén el tiempo necesario para que les de tiempo a hacer todos los cambios necesarios.
  • Apoptosis, un tipo de muerte celular programada. Aunque suene mal es imprescindible para la piel.
  • Descamación o desprendimiento de las células muertas en forma de escamas que están en la superficie del estrato córneo.

La mayoría de los laboratorios te van a hablar de renovación celular cuando quieran hablarte de la exfoliación de la piel. Y por eso, aunque te cuenten todo el proceso, suelen centrarse únicamente en este último punto y en la exfoliación como solución a todos los problemas que puede causar una mala regulación del proceso de renovación.

No obstante, centrarse solo en esa parte y únicamente ayudar a tu piel a que se desprendan bien las células muertas de tu estrato córneo, no te va a ayudar a conseguir lo que realmente deberías. ¿Y por qué? Porque no solo se trata de acelerar el proceso y dejar sitio a las células nuevas, también tienen que estar un tiempo determinado en cada etapa para poder madurar bien y poder realizar correctamente su labor.

Lo más efectivo en ese caso es intentar garantizar el buen desarrollo de la maduración o diferenciación de las células y cuando lleguen en forma de escamas al estrato córneo, ayudar en su eliminación. Esta acción combinada será la única manera de fortalecer tu función barrera y conseguir una piel equilibrada y en mejor estado.

¿Cómo exactamente y por qué debo ayudar a mi piel a que se renueve cada 28 días?

Buscar este tipo de productos para tu rutina es algo esencial para toda piel. Por desgracia, actualmente con todas las agresiones a las que nos vemos expuestos y el ritmo de vida que llevamos, es prácticamente imposible que nuestra piel haga todo esto a la perfección sin un poquito de ayuda externa.

Luego, ya puedes enfocarte más en otras necesidades para acabar de elegir producto o complementar la rutina con otras cremas, serum, etc. Pero alguno de tus cosméticos diarios debería ayudarte a conseguir lo que te voy a explicar.

En el primer paso – Limpieza

Aquí es esencial utilizar un tipo de limpiador que sea lo más suave posible con tu piel. Lo importante es que no la agreda más de lo estrictamente necesario.

El paso de la limpieza es fundamental porque el acúmulo de suciedad en la superficie de la piel puede suponer una agresión extra y un desequilibrio. Tienes que tener en cuenta que prácticamente siempre el proceso de limpieza puede llegar a ser un poco agresivo para la piel. Pero, si eliges un producto con un pH adecuado y un sistema de limpieza suave, ayudarás a tu piel a mantener correctamente su equilibrio.

En Unavida te recomendamos el limpiador facial Supermoon. Aunque parezca una pastilla de jabón de las de toda la vida, en realidad no lo es. Es un pan dermatológico o jabón sin jabón, una tecnología diferente que te hará amar el momento de la limpieza de tu piel, ¡garantizado!

Segundo paso – ayudar a la correcta maduración de tus células

Aquí, es fundamental contar con un producto que, por un lado, ayude a tu piel a controlar la inflamación crónica de baja intensidad. Ya te he hablado de ella en otros posts y sobre por qué es tan dañina para tu cuerpo y tu mente en general. Y, por otro lado, debe ayudar en el proceso de diferenciación. La piel tiene que poder hacerlo de manera correcta y ordenada para que la estructura y funcionalidad de la piel sea la óptima.

Desde Unavida te recomiendo nuestra crema facial Creamy Cream, que cuenta con esta hipótesis de partida en su desarrollo. Su fórmula está diseñada para que ayude a tu piel a funcionar mejor por ella misma y a mantenerse en mejor estado y más bonita. Y lógicamente todo lo anterior es fundamental para poder conseguirlo. Te encantará, salvo que tengas la piel muy muy grasa, que entonces igual su sensación tras aplicarla te puede resultar un pelín pesada.

El último paso – exfoliante o similar, pero nunca sin olvidar los consejos anteriores

Ayudar en el desprendimiento de las células muertas de la piel es muy beneficioso si tu piel no se renueva bien cada 28 días aproximadamente. Aquí hay dos estrategias posibles:

  • Una, ayudando y potenciando a los mecanismos propios de la piel para que ella misma sea más eficaz en la labor de desprendimiento. Sin embargo, tienes que tener en cuenta que esta opción solo sería válida si estás cumpliendo el paso anterior.
  • La otra sería ayudar desde fuera a desprender esas células mediante el uso de exfoliantes. Hay muchas opciones e intensidades de exfoliación: productos mecánicos, químicos o enzimáticos son los más habituales. ¡Pero cuidado! No todos les irán bien a todos los tipos de pieles.

Recomendar un tipo de estrategia, o incluso una clase u otra de exfoliante sin conocer un poco más sobre tu tipo de piel, el resto de tu rutina o tu constancia con la cosmética no es viable. Para hacer una correcta elección es muy importante conocer todo esto. Por eso en este punto, sin saber nada de tu piel, no puedo recomendarte nada de manera rápida. Si te interesa el tema, por favor, dímelo y puedo preparar un post únicamente sobre esto explicando bien todos los casos.

En Unavida defendemos que la industria cosmética debe cambiar: menos marketing y más pieles en buen estado. Si no conoces nuestro manifiesto, te diré que una de sus afirmaciones en las que se basa el laboratorio es “Tu piel antes que las ventas”. ¡Y así, es! Obviamente, necesitamos vender porque mantener un laboratorio propio no es nada barato. Pero nunca te engañaremos, ni te daremos información parcial simplemente para facilitarnos una venta.

Y si has llegado hasta aquí es porque eres tan entusiasta de la salud de tu piel, tu cuerpo, tu mente y tu bienestar como nosotras. Te interesa conocer más del tema y quieres información verídica en la que puedas confiar. ¿Quieres acompañarnos en este apasionante viaje? Al suscribirte a nuestra newsletter, recibirás todos estos artículos para seguir aprendiendo y muchos tips para incrementar el bienestar en todos los aspectos de tu vida, no solo en tu piel. Además, recibirás descuentos exclusivos y te enterarás antes que nadie de tooooodas las novedades. ¿Te animas?

¡Comparte este post!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Aquí estamos para ayudarte!