ENVÍO GRATIS a partir de 30€ de pedido en península  ENTREGA 24/48H 
 

hola @unavidacosmetics.com

🚚📦ENVÍOS GRATIS A PARTIR DE 39€ DE PEDIDO ENTREGA 24/48H
 

hola @unavidacosmetics.com

ENVÍO GRATIS a partir de 30€ de pedido en península  
ENTREGA 24/48H 
 
 
por qué aparece la flacidez

¿Por qué aparece la flacidez? Entendiendo todo lo relacionado con la firmeza de la piel

La pérdida de firmeza es algo que sucede en muchísimas ocasiones, en nuestra piel, según va pasando el tiempo. Pero, ¿por qué aparece la flacidez? En muchas páginas de internet vas a leer que es una falta de colágeno o elastina y es culpa de que los fibroblastos dejan de generar estos componentes con la calidad suficiente.

La pérdida de firmeza es algo que sucede en muchísimas ocasiones, en nuestra piel, según va pasando el tiempo. Pero, ¿por qué aparece la flacidez? En muchas páginas de internet vas a leer que es una falta de colágeno o elastina y es culpa de que los fibroblastos dejan de generar estos componentes con la calidad suficiente.

Por eso, muchas veces pensamos que con una crema que fomente la formación de colágeno ya se van a solucionar todos los problemas de flacidez de nuestra piel. Sin embargo, esto solo es parte del problema. La realidad es bastante más compleja.

Por qué la flacidez no solo depende de la elastina

La piel es un órgano muy complejo formado por varias capas distintas y cada una con una composición celular particular. Y aunque a veces se empeñen en hacernos creer que cada capa funciona de manera independiente, la realidad es que se comunican y se influyen las unas a las otras mucho más de lo que puedes llegar a creer.

Una de las principales causas de que la piel de tu rostro se vuelva flácida de manera prematura es que las células en conjunto dejen de llevar a cabo su función correctamente. ¿Y esto por qué puede suceder? Por los daños acumulados sobre tu piel. Por eso tiene más probabilidades de ocurrir en la piel más expuesta, como la del rostro y el cuello.

Llega un momento en el cual se han acumulado tantos pequeños daños que se cronifica la respuesta del cuerpo a estas situaciones. Cuando esto pasa, ya no es capaz de gestionarse como lo hacía antes y comienzan los problemas.

Sin embargo, hay buenas noticias. Si mantienes tu piel en buen estado y le das los cuidados necesarios, todo esto no aparecerá de forma prematura, si no que tardará más tiempo en aparecer, acorde al envejecimiento intrínseco y natural del cuerpo. Eso sí, cuanto antes empieces a cuidarte mejores serán los resultados a largo plazo.

¿Qué células y componentes están implicados en la pérdida de la firmeza?

La respuesta es sencilla, casi todas. Y, además, ya verás como tiene su lógica una vez que te explique por qué aparece la flacidez.

Ya te he adelantado que todo empieza con el acúmulo excesivo de daños sobre la piel. Estas agresiones hacen que las estructuras no funcionen tan bien como deberían, causando al final una especie de atrofia en la grasa subcutánea y una síntesis insuficiente de componentes de la matriz celular como pueden ser la elastina y el colágeno, entre otros. Pero, ¿cuáles son las células que más intervienen en esto?

Mitocondrias

Voy a empezar por las mitocondrias porque son unas células que si empiezan a funcionar mal puede afectar absolutamente a todas las demás del organismo. No te preocupes si no habías oído hablar de ellas antes, es normal. No es habitual que el marketing de las marcas cosméticas las nombre, ni te expliquen por qué son importantes.

El caso es que la piel es un órgano que se encuentra en constante regeneración, proliferativa y muy activa metabólicamente. Esto significa que requiere de muuucha energía para poder funcionar correctamente y las mitocondrias son las encargadas de crear esa energía. Vamos, que las mitocondrias son esenciales para que pueda hacerse cualquier cosa en la piel, ya que todo requiere un gasto de energía. Además, son fundamentales para el mantenimiento del equilibrio o la homeostasis de la piel.

La grasa subcutánea tiene mucho que decir

Todo lo anterior hace que se acumule más daño y la inflamación crónica se descontrole. ¿Y sabes qué parte de la piel está muy relacionada con la inflamación? La grasa subcutánea. Los adipocitos no solo sirven para acumular grasa, sino que intervienen activamente en la inmunidad. Cuando la inflamación crónica aparece, los adipocitos se desregulan y se atrofian. En el rostro la grasa aparece menos uniforme formando “saquitos” que se van acumulando en distintas zonas, fomentando los pliegues nasogenianos o incluso la flacidez del óvalo facial.

Los fibroblastos y su matriz extracelular

Que los fibroblastos no funcionen bien por la inflamación, que les llegue menos energía por las mitcondrias y que todo a su alrededor fomente la degradación de su trabajo no ayuda. Todo esto hace que la matriz extracelular, que es el soporte de la piel, esté debilitada. Y finalmente, esto fomenta la aparición de la flacidez y la empeora.  

Los fibroblastos se encargan fundamentalmente de formar la matriz extracelular y otros componentes del tejido conjuntivo. En resumen, puede decirse que son los encargados de generar las estructuras que actúan de soporte del resto de la piel y de ciertas estructuras específicas del tejido adiposo.

Implicación global de la piel en la flacidez

Todo esto que te acabo de contar, no son escenarios aislados que suceden a la vez. La realidad es que el mal funcionamiento de unas células influye en las demás. Unas hacen que las otras empiecen a funcionar peor agravando el problema.

Por eso, cuando desarrollamos nuestra crema facial CREAMY CREAM y decidimos que tuviera una acción reafirmante, la diseñamos para actuar en varios de estos puntos para maximizar todo lo posible su acción.

En resumen, cuando aparece la flacidez se ha acumulado el daño de manera que las mitocondrias ya no pueden generar toda la energía necesaria para que el resto de células funcionen correctamente. Esto hace que no generen tantos componentes necesarios para mantener el “soporte” de la piel correctamente. Además, este daño causa inflamación crónica y atrofia de los adipocitos que hacen que no se forme una almohadilla uniforme debajo de la piel, empeorando la situación. Además, estos adipocitos se comunican con los fibroblastos mandándoles señales negativas que hace que no formen correctamente la elastina, el colágeno y otras estructuras necesarias.

Ahora después de leer todo esto, te pregunto: ¿crees qué aportando colágeno en una crema o fomentando la producción de colágeno y elastina sin ninguna otra acción de apoyo se puede mejorar la firmeza de la piel?

¡Comparte este post!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Aquí estamos para ayudarte!