ENVÍO GRATIS a partir de 30€ de pedido en península  ENTREGA 24/48H 
 

hola @unavidacosmetics.com

🚚📦ENVÍOS GRATIS A PARTIR DE 39€ DE PEDIDO ENTREGA 24/48H
 

hola @unavidacosmetics.com

ENVÍO GRATIS a partir de 30€ de pedido en península  
ENTREGA 24/48H 
 
 
wabi-sabi la filosofía de vida que amarás

Wabi-sabi, conoce la filosofía de vida que te dejará sin palabras

Aunque la palabra wabi-sabi se parezca mucho y pueda recordarte al wasabi, no tiene nada que ver. No estoy hablando de comida… sino de filosofía y estilo de vida. Slow life, mindfulness, minimalismo, hygge… todas estas tendencias actuales están basadas en los fundamentos de esta filosofía única: el wabi-sabi. Y hoy, te la acerco para que puedas decidir si quieres implementarla en tu vida.

Realmente, es un concepto difícil de explicar, porque no tiene una definición concreta ni siquiera en su país de origen, Japón. Hace referencia a valorar la belleza e importancia de las cosas pasajeras e imperfectas, moldeadas por la vida y la naturaleza. Está basada en que absolutamente nada es perfecto, completo, ni dura para siempre.

Orígenes del wabi-sabi

La filosofía del wabi-sabi está muy relacionada con conceptos zen, de mindfulness y oriente. No en vano esta tendencia nació en Japón.

Realmente se originó en China, durante la dinastía Song (960 – 1279). Casi nada, ¿verdad? Comenzó alineada al taoísmo, pero luego se transmitió también al budismo. Como todo, con el paso del tiempo ha ido evolucionando y, actualmente, tiene más que ver con asumir serenamente el paso del tiempo, aceptando las imperfecciones de la vida, de las cosas, de las personas… y aprender a saborear los pequeños y sencillos momentos.

En muchos sitios encontrarás que wabi-sabi viene de la palabra wabi, que significa “la belleza de la simplicidad” y la palabra sabi, “El paso del tiempo y el ineludible deterioro”. Y que se juntaron para formar ese sentido único de la belleza de lo imperfecto y transitorio. En otros lugares verás que wabi hace referencia a la soledad de vivir en la naturaleza, a lo ermitaño y sabi lo traducen más bien por marchito… deteriorado.

Sinceramente no se cuál es la etimología real de la palabra, pero su significado actual y la filosofía que transmite me encanta. Me recuerda mucho a nuestra esencia en Unavida, combatiendo el concepto actual de anti-aging y promoviendo el well-aging.

Adoptar la filosofía wabi-sabi en tu vida te puede ayudar mucho

En nuestra sociedad actual existe la presión silenciosa de ser y estar siempre perfectxs, contentxs, disfrutando y viviendo al 100% o incluso al 200%. Parece que esta es la única manera de ser feliz: ser el mejor profesional, los mejores padres, lxs mejores amigxs y parecer muy jóvenes el mayor tiempo posible. Y todo esto, por supuesto, siempre acompañado de una radiante sonrisa y, además, debe hacerse sin que suponga ningún tipo de esfuerzo.

Sin embargo, esta no es la realidad, es un imposible que a muchas personas les genera ansiedad. Si tú también piensas así, ¡el wabi-sabi es para ti! Aprender a decir adiós a ese falso perfeccionismo y apreciar las cosas únicas que nos ofrece lo real e imperfecto, hace que puedas saborear y experimentar la vida de una forma más auténtica y especial.

Esta manera de entender la vida que te traigo hoy, enseña que hay cosas que no pueden cambiarse, que no dependen de ti. Pero aceptar, e incluso ver lo bueno en lo imperfecto, entendiendo que es parte de la esencia de la vida, va a ayudarte a poder estar más tranquilx y poder saborear lo bueno de los momentos más sencillos.

Cómo implementar el wabi-sabi en nuestra vida

Aunque parece un concepto muy abstracto difícil de implementar en tu día a día, en realidad es mucho más sencillo de lo que puede parecer en un inicio.

Lo puedes aplicar a casi cualquier aspecto de tu vida, desde algo cotidiano como puede ser la alimentación o el trabajo, hasta algo más lejano como la arquitectura, la decoración, el consumismo o incluso la forma de relacionarte con las personas de tu entorno.

Trabajo

Si quieres empezar a vivir más wabi-sabi, una buena manera de empezar es ver tu trabajo desde otra perspectiva. Obviamente el trabajo es algo muy importante en la vida, porque pasas una gran parte en él.

Un trabajo wabi-sabi es aquel que realmente te gusta. Es esencial que te sientas realizado con tu trabajo y no sea una tortura diaria. El siguiente paso es encararlo sin estrés, sin presiones excesivas ni jornadas agotadoras e interminables que solo consiguen que tu productividad baje en picado. Ser productivx, buen trabajadxr y eficiente no es sinónimo de larguísimas jornadas laborales, en las que, no nos engañemos, perdemos mucho tiempo en cosas poco productivas e innecesarias.

Arquitectura y decoración

¿Crees que muchas casas antiguas tienen un encanto y personalidad especial con kilos y kilos de potencial? Eso, amigx, es wabi-sabi. Los pequeños cambios que el tiempo dan a las construcciones, a los muebles, etc… y que son imposibles de imitar. Esos que le dan ese toque tan especial, acabados irregulares que dan un toque rústico y natural, el musgo que crece en una pared o un árbol del jardín moldeado por la luz y el viento.

Ya te hemos hablado de la técnica del kintsugi, ese arte japonés para reparar objetos rotos y dejarlos aún más bellos. Es un método para reparar la cerámica rota con oro o laca. Y es que este arte tiene mucho, muchísimo que ver con el wabi-sabi. Resaltar, en vez de ocultar, las grietas y desperfectos que ocasiona el uso y disfrute de un objeto, celebrar la temporalidad y la evolución de las cosas. Además, este proceso de restauración les permite, en cierta manera, convertirse también en parte de la pieza.

Olvida el concepto de objeto perfecto y mira esas formas irregulares o esas “abolladuras” no como fallos o errores. Aprende a ver la belleza de esos rasgos únicos que, en ocasiones, aportan tanta personalidad a nuestros objetos favoritos.

Alimentación

Si quieres comenzar a tener una alimentación más wabi-sabi tienes que apostar por producto de calidad y locales. Valora los sabores puros y sin florituras de los productos de calidad bien tratados. No rechaces platos humildes de toda la vida y disfruta de esos sabores sencillos, pero no dejes de saborear también lo nuevo y lo más exótico. Al probar nuevos platos hazlo con mente abierta, dispuestx a descubrirle a tu paladar sabores nuevos que no sabía que existían.   

Relaciones personales

Esta es la parte más difícil, pero casi casi es la más importante.

Darte cuenta de que la perfección en el ser humano no existe y aceptar que no todas nuestras relaciones o amistades serán para toda la vida y que no pasa nada por ello, te permitirá valorar más todas las experiencias que vivas con la gente de tu alrededor. Y te ayudará, también, a fijarte más en lo positivo que aporta cada una de las personas que se cruzan en tu camino.

Filosofía wabi-sabi en la rutina de belleza

¿Cómo puedes lograr tener una rutina de cuidado wabi-sabi? En Unavida lo tenemos claro y queremos ayudarte a conseguirlo. Para ello tienes que adoptar algunos conceptos nuevos de los que ya te hemos ido hablando, como skinmalism, well-aging o conciencia plena. Pero lo fundamental será ver el cuidado de la piel como una herramienta para acercarnos al bienestar.

Dales importancia a todos los pasos de tu rutina, por sencillos o inútiles que parezcan. Tienes que concentrarte en cada paso y en cada producto que te apliques. Escucha a tu piel y párate a identificar las sensaciones que vas sintiendo en cada paso. Así, ve descartando aquello que no le resulta agradable a tu piel (ojo, no solo de aromas y texturas estamos hablando, sino de acabados y sensaciones a lo largo del día).

Busca resultados factibles y no te dejes seducir por las falsas promesas del marketing de muchas marcas. Intenta tener una piel lo más saludable posible, en la edad que tengas. No te aferres a la idea anticuada e irreal de que la juventud es belleza. La belleza se puede encontrar en cualquier edad. Simplemente, cuida tu piel y permite que funcione correctamente.

¿Qué te parece esta filosofía de vida? ¿Quieres empezar a introducirla en algunos aspectos de tu vida o te parece un poco utópica? Cuéntame, me encanta conocer tu opinión.

¡Comparte este post!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Aquí estamos para ayudarte!